Así es como funciona un interruptor diferencial o disyuntor

Desde los más conocedores en materia de electricidad hasta quienes menos saben del tema pueden reconocer a simple vista un interruptor diferencial o disyuntor, como también se le llama. Se trata de un elemento de crucial importancia para las instalaciones eléctricas en establecimientos comerciales y hogares. En este post se describe cómo funciona un interruptor diferencial (disyuntor), lo cual explica además su relevancia.

interruptor-diferencial

 La razón por la que son tan comunes es que ayudan a evitar accidentes en los que resulten personas electrocutadas. Si bien es fácil identificar estos artefactos es bastante sencillo, también es necesario poder distinguirlos del denominado  interruptor termomagnético, que se utiliza en otros casos. En este sentido, cabe acotar que existen varios tipos de breakers.

¿Qué es un disyuntor?

Este artefacto al cual se le denomina en algunos países interruptor automático, breaker o simplemente pastilla es un dispositivo electromecánico de seguridad utilizado en instalaciones eléctricas para interrumpir el paso de la corriente alterna. De esta manera, se protege a quien se encuentre realizando alguna instalación o reparando una falla en cableados y equipos eléctricos tanto en un ámbito industrial como doméstico.

Gracias a los interruptores diferenciales es posible salvaguardar vidas y evitar que resulte una persona electrocutada como consecuencia de un accidente con la corriente eléctrica. Estos dispositivos son capaces de medir una diferencia entre la corriente que entra en un sistema eléctrico y la de retorno. A esto se debe el nombre de interruptor diferencial. Es fundamental que el breaker tenga una conexión a tierra para que pueda funcionar correctamente.

¿Cómo funciona un interruptor diferencial?

La función principal de un interruptor diferencial es detectar una fuga de corriente del sistema al cual está conectado e interrumpir el flujo eléctrico cuando sea necesario. Al detectar una diferencia mayor al grado de sensibilidad para el que está calibrado, se activa y abre el circuito, lo cual protege a la persona de sufrir una descarga eléctrica. El motivo es que esa exposición es peligrosa y podría incluso causar la muerte.

Por lo regular, los breakers están regulados con una sensibilidad de 30 miliamperios (mA), la cual no supone un riesgo mortal para los humanos. Su velocidad de respuesta es menor a 50 milisegundos. Asimismo, estos dispositivos electromagnéticos cuentan con un botón de “test”, cuya función es probar si el equipo se encuentra en buen estado.

El uso de estos artefactos es de carácter obligatorio para garantizar la seguridad de las personas. No obstante, siempre se debe tener cuidado al manipular equipos, cableados e instalaciones eléctricas.

Tipos de interruptores diferenciales  disponibles en el mercado

Como se ha señalado previamente, existen múltiples tipos de disyuntores, cuya función varía de acuerdo a diversas necesidades. Uno de ellos es el interruptor diferencial, del cual hay a su vez varias clases. Las principales categorías de estos equipos de seguridad son:

  • Disyuntor magnetotérmico
  • Disyuntor magnético
  • Disyuntor térmico
  • Guardamotor

Partes de un breaker

A grandes rasgos, se puede identificar seis partes de un interruptor diferencial o breaker, las cuales hacen posible su funcionamiento. Independientemente de la marca que fabrique este artefacto electromagnético de seguridad, el equipo contará con los siguientes elementos:

 

  • Bobina de corriente residual: se trata de una bobina encargada de generar corriente en caso de que haya un desperfecto o alguna derivación de la corriente a tierra. En otras palabras, esta parte tiene la función de indicar cuando se haya producido una fuga de electricidad. Lo hace al detectar que la corriente de entrada no tiene la misma intensidad que la corriente de salida. Por consiguiente  realiza el cierre del circuito eléctrico.
  • Bobina de fase: es en esta parte de un interruptor diferencial donde se produce el primer campo magnético cuando la corriente entrante la recorre. Está localizada en la posición opuesta a la bobina de neutro.
  • Bobina de neutro: Cuando la corriente saliente hace su paso por esta pieza se genera un campo magnético que es opuesto al que tiene la bobina de fase. De la misma manera, se ubica en el sentido contrario a donde está la bobina de fase, con lo cual se logra que ambos flujos se cancelen entre sí.
  • Bornes de entrada: a través de estos puntos entrada la corriente al equipo de seguridad. Por lo general, se encuentra en la parte superior del breaker. Son unos de los denominados contactos fijos del artefacto.
  • Bornes de salida: estos son los puntos por medio de los cuales la corriente sale del artefacto electromagnético y sigue su curso a través de la instalación eléctrica. Están situados en la parte inferior del disyuntor. Constituyen además unos de los contactos fijos de este equipo de seguridad.
  • Solenoide: Dentro de esta parte de un breaker se encuentra la bobina de corriente residual. Cuando ambos campos magnéticos no se anulan, porque haya habido una fuga de corriente en algún lugar del circuito, provoca que el fluido eléctrico se corte.
  • Toroide de detección o toroidal: Funciona como el núcleo interno central del disyuntor para la bobina de neutro y para la bobina de fase por igual.

Asimismo, un interruptor diferencial está provisto de un botón de prueba y las cubiertas plásticas que protegen todas las partes de un disyuntor anteriormente descritas.

¿Cómo saber qué interruptor diferencial debo comprar para mi hogar?

En primer lugar es necesario saber que, de acuerdo con el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT, por sus siglas), se debe colocar un interruptor diferencial por cada cinco circuitos instalados en el cuadro eléctrico. Así lo establece la guía incluso desde su versión del año 2004. Por otra parte, las características recomendadas para un disyuntor de uso doméstico son las siguientes:

  • Corriente Alterna
  • Clase de Interruptor Diferencial: AC
  • Tensión Nominal: 230V
  • Sensibilidad ante fugas a tierra: 30 mA
  • Frecuencia de red: 50/60 Hz
  • Intensidad nominal (In): 40 A

Para mayor seguridad se recomienda optar por breakers que sean producidos por marcas ampliamente reconocidas en lugar de elegir aquellos con el precio más bajo. Esto se debe a que los grandes fabricantes están obligados a cumplir con ciertas normas y utilizan partes de óptima calidad para ensamblar sus equipos.

que es un interruptor diferencial

Los distintos tipos de interruptores diferenciales

De acuerdo con el tipo de corriente con la cual trabajan, se pueden identificar los siguientes cuatro tipos de interruptores diferenciales:

  • Interruptor diferencial tipo A: Creados para funcionar con corrientes alternas y pulsantes, las cuales podrían tener también componentes continuos.
  • Interruptor diferencial tipo AC: Trabajan únicamente con las corrientes alternas senoidales.
  • Interruptor diferencial tipo B: Sirven para operar con la misma clase de corriente que los disyuntores de tipo A, pero también con una corriente continua aislada.

¿Qué significan los datos impresos en la etiqueta o cuerpo del disyuntor?

En todo breaker se pueden apreciar una serie de datos impresos, por lo general en color negro, sobre el equipo o en una especie de pegatina. Estas son las características de este artefacto electromagnético que se deben interpretar y tener en cuenta para evaluar si cumple con los requerimientos deseados. Pero, ¿qué indica la etiqueta de un disyuntor? La siguiente imagen explica qué significa cada uno de estos datos.

Aunque siempre se puede consultar con el dependiente de la ferretería o comercio en el que se adquiere un breaker, resulta conveniente saber leer la información que señala su etiqueta.  De esta manera es posible asegurarse de comprar el interruptor diferencial ideal para un hogar o establecimiento comercial determinado según sus necesidades.

¿Cuáles son las diferencias entre un interruptor diferencial y un interruptor termomagnético?

En lo que respecta a su función básica, la diferencia entre un interruptor diferencial y un interruptor termomagnético es muy clara y fácil de entender. Esto se debe a que un interruptor diferencial está diseñado para proteger la vida de las personas, mientras que un interruptor termomagnético cuida los equipos eléctricos y cableado para que no sufran daño. Por esta razón se utilizan ambos en un cuadro eléctrico.

Al instalar estos dos tipos de brakers se consigue una protección más integral en las viviendas o establecimientos comerciales o de otro tipo y además se previenen incendios. Mediante la protección térmica, explica el portal web Certicalia, se previene que una instalación eléctrica llegue a quemarse debido a una sobrecarga. A su vez, una sobrecarga puede ocurrir en cualquier momento cuando hay demasiados equipos conectados de manera simultánea.

Consejos para el correcto funcionamiento de las instalaciones eléctricas

Para garantizar que las instalaciones eléctricas de un establecimiento comercial o un domicilio operen de forma óptima, se recomienda tener en cuenta las siguientes consideraciones.

  • Ante todo, hay que asegurarse de adquirir equipos de buena calidad y que cumplan con los normativas y estándares de calidad establecidos por las autoridades pertinentes.
  • Se debe recordar que es importante instalar tanto un interruptor diferencial como un interruptor termomagnético en un cuadro eléctrico. Un dispositivo no sustituye al otro. Cada uno funciona de manera diferente y tiene un propósito particular.
  • Preferir interruptores diferencial de marcas reconocidas en lugar de aquellos que tengan el precio más bajo, lo cual también aplica para los interruptores electromagnéticos.
  • Procurar que todos los breakers que se instalen sean del mismo fabricante, de manera que los equipos sean compatibles entre sí.
  • Activar periódicamente el botón de prueba o test de los interruptores diferenciales. En caso de que al pulsar el botón, el equipo no salte, deberá reemplazarse el artefacto electromagnético por uno nuevo. Se aconseja hacer esta prueba cada seis meses en promedio.

Por otra parte, es importante utilizar únicamente las herramientas apropiadas para manipular equipos de electricidad en lugar de pinzas que no cuenten con las características necesarias. Cabe destacar que todo trabajo que involucre electricidad representa un riesgo para la salud. Debido a esto, lo más aconsejable sería dejarlos en manos de un profesional o contar con la ayuda y asesoría de un experto en el área.

Deja un comentario