¿Qué es y cómo funciona el servofreno de un vehículo?

Cuando pensamos en el sistema de freno de un vehículo, aparentemente puede parecer un sistema bastante simple que funciona con solo presionar el pedal de freno con nuestros pies. Sin embargo, la realidad es que se trata de un sistema complejo en el intervienen piezas como el servofreno, que son imprescindibles para lograr detener el vehículo.

servofreno

Si estás aquí, seguramente es porque quieres saber más información sobre el funcionamiento del servofreno y cómo es que esta pieza interviene en el proceso que hacer que un vehículo en movimiento se detenga.

En este artículo te estaremos dando toda la información que necesitas para poder conocer muy bien la importancia del servofreno en el proceso de frenado de un vehículo, y así sepas cómo reaccionar en caso de que presente alguna falla.

¿Qué es el servofreno?

El servofreno, también conocido en algunos casos como “booster”, es una pieza que interviene en el proceso de frenado de un vehículo, el cual sirve para minimizar el esfuerzo que se debe aplicar sobre el pedal de freno para detener las llantas del automóvil mientras se encuentre en movimiento.

En la actualidad, el mecanismo más común en los vehículos es el servofreno de vacío, conocido también como “Ayuda de pedal”, que se refiere nada más y nada menos que al pedal de freno que se presiona al momento de activar el frenado del vehículo en cuestión.

Sin embargo, a principios del siglo XX, el servofreno se accionaba a través de palancas y varillas, las cuales obligaban al conductor a ejercer una mayor fuerza al momento de frenar el vehículo, sobre todo si este era muy pesado.

Por esta razón, y con el objetivo de minimizar el esfuerzo que se ejercía sobre el sistema de frenado por parte del chofer del vehículo, se crea el conocido servofreno de vacío que es el mecanismo que conocemos hoy en día y que podemos encontrar en la gran mayoría de los vehículos.

¿Cuáles son los tipos de servofreno?

Si creías que el servofreno es único y puedes encontrar el mismo modelo en cualquier tipo de vehículo, estás equivocado. En general, existen 2 tipos de servofreno que no tienen muchas diferencias entre sí, pero que sí poseen mecanismos de instalación distintas.

Los 2 tipos de servofreno son los siguientes:

  • Mastervac: Se ubica entre la bomba y el pedal de freno y se debe colocar tomando en cuenta la ubicación del pedal de frenado.
  • Hidrovac: Se ubica entre la bomba de frenado y los cilindros receptores, y su instalación se puede realizar en cualquier zona alrededor del motor.

Como puedes ver, la diferencia entre ambos tipos de servofreno no es mucha. Sin embargo, sí es necesario que estés atento a que la ubicación de ellos sea la correcta, tomando en cuenta la descripción que te indicamos aquí.

¿Cómo funciona el servofreno?

Cuando un conductor activa el freno del vehículo, la fuerza iniciada por el conductor para el cilindro maestro en tándem no es suficiente para retardar el vehículo debido a su inercia. Por lo tanto, es necesario un componente mecánico que multiplique el esfuerzo del conductor y ayude a una frenada eficiente.

Es aquí donde entra en juego el servofreno, ya que esta pieza ayuda al servomotor a multiplicar la fuerza del pedal del freno antes de enviarlo al cilindro maestro. Para entenderlo mejor, a continuación te mencionamos cómo funciona el servofreno en 3 simples pasos:

  1. Cuando el conductor presiona el freno, el eje primario unido al pedal del freno se mueve hacia el servofreno, acción que abre la válvula atmosférica y que permite que el aire fresco ingrese al interior del servofreno.
  2. La entrada de aire ayuda al eje primario a empujar el diafragma colocado centralmente dentro del cuerpo del servofreno, debido a la diferencia de presión creada entre el lado de aire y el lado de vacío del servofreno.
  3. Este vacío o presión negativa creada ayuda al diafragma a moverse, lo que a su vez multiplica la fuerza aplicada por el conductor sobre el pedal del freno. El movimiento del diafragma permite que el eje secundario se mueva hacia el lado del cilindro maestro, el cual a su vez empuja el pistón del cilindro maestro y finalmente ocurre el frenado.

En conclusión, el servofreno aumenta la fuerza de presión antes de enviarla al cilindro maestro para que el esfuerzo del conductor se reduzca, o más bien multiplica las fuerzas del conductor sobre el pedal del freno con la aplicación del vacío provocado por la disposición pistón-cilindro del motor.

Por esta razón, el servofreno aumenta la eficiencia de los frenos y proporciona una experiencia de conducción cómoda, ya que reduce el esfuerzo del conductor al momento de presionar el pedal de frenos para detener el vehículo en movimiento.

¿Cuáles son los componentes de un servofreno?

El servofreno, al igual que muchas de las piezas que intervienen en el proceso de frenado de un vehículo, cuenta con varias partes y componentes en su cuerpo, y cada una de ellas cumple con una función específica que permiten su correcto funcionamiento.

Para que puedas conocer mejor el funcionamiento del servofreno, a continuación te explicamos cuáles son sus partes y el papel que cumplen en el proceso de frenado del vehículo. Los componentes de un servofreno son:

  • Cuerpo: El cuerpo es la parte principal en la que todos los componentes se colocan en una secuencia. Es la carcasa exterior del servofreno la que proporciona seguridad a las partes internas y evita que sufran golpes y colisiones.
  • Ejes: Los ejes proporcionan el vínculo entre la entrada y la salida. Hay dos tipos de ejes que se utilizan en un servofreno, uno se conoce como eje de entrada o primario y el segundo es eje secundario o de salida. El eje de entrada hace un enlace entre el pedal del freno de entrada y el diafragma. La función de este eje es abrir y cerrar la válvula de entrada para la entrada y salida del aire atmosférico. El eje secundario o de salida proporciona una conexión entre el diafragma y el cilindro maestro. La función del eje secundario es transmitir la fuerza generada desde el diafragma al cilindro maestro del freno.
  • Válvulas: Las válvulas juegan un papel importante en el funcionamiento del servofreno porque sirven para controlar y mantener la presión precisa se requiere una entrada y salida de aire adecuadas. Aquí se utilizan dos válvulas iguales a los ejes. Una es la válvula atmosférica y la segunda es la válvula de vacío. La función de ambas válvulas es la misma, pero la válvula de vacío es unidireccional solo porque se usa para mantener el vacío dentro del servofreno y solo permite la salida del aire, no se permite la entrada de aire.
  • Diafragma: Es el componente principal de cualquier servofreno porque separa el lado primario y secundario del servofreno y también transfiere el movimiento del eje de entrada al eje exterior mediante la aplicación de presión de aire.
  • Muelles: En un solo servofreno se utilizan dos resortes en ambos lados. El tamaño de los resortes varía según el tamaño del servofreno. La función principal del resorte es regular las posiciones de las válvulas y con la ayuda del resorte, las válvulas recuperan su posición original después de soltar el pedal.

Cada una de estas partes hacen que el servofreno funcione correctamente, permitiendo reducir la fuerza que se aplica sobre el pedal del freno, para así mejorar y hacer más cómoda y eficiente la experiencia de frenado al momento de conducir un vehículo

1 comentario en «¿Qué es y cómo funciona el servofreno de un vehículo?»

Los comentarios están cerrados.