¿Qué es y cómo funcionan las pastillas de frenos?

Para conocer el sistema de frenos de un vehículo, es importante que hablemos de las diferentes piezas que lo componen y cada una de las funciones que cumplen en el mismo. Una de las piezas más importantes en este sistema sin duda son las pastillas de freno.

pastillas-de-frenos

Si no conoces bien cuál es la función de las pastillas de freno, o es primera vez que escuchas sobre esta pieza importante en mecanismo de freno de un vehículo, a continuación te estaremos explicando cada uno de los datos más importantes sobre esta pieza, para que entiendas su importancia el sistema de frenado.

Así que, para que no te pierdas ni de un solo dato sobre esta pieza, busca papel y lápiz para que estés al tanto de toda la información que estamos por darte a continuación.

¿Qué son las pastillas de freno?

Las pastillas de freno son una pieza fundamental a la hora de que el sistema de frenado funcione correctamente, ya que gracias a la fricción que se genera entre ellas y el disco de frenos, es posible detener las llantas del vehículo de manera rápida y segura.

Por esta razón, es importante chequear constantemente el estado de las pastillas de freno, con el objetivo de poder identificar alguna falla o daño que implique cambiarlas inmediatamente para evitar un accidente de mayores proporciones.

En este sentido, la calidad del frenado de tu vehículo dependerá mucho del estado de las pastillas, debido a que están diseñadas para que la fricción que generan pueda permitir un frenado seguro y eficaz, sin fallas que puedan retrasar el tiempo de frenado del vehículo.

¿Cómo funcionan las pastillas de freno?

Las pastillas de freno, como muchas de las piezas que intervienen en el sistema de frenado, funcionan bajo los principios básicos de la física, generando procesos que se pueden estudiar fácilmente siguiendo las leyes correctas.

En el caso de las pastillas de freno, estas funcionan gracias a la fricción que se genera en el proceso de frenado de las llantas, luego de que la persona acciona el pedal de freno.

Este proceso a través de la física se puede explicar como el fenómeno que se genera a través del contacto entre dos cuerpos que giran en diferentes direcciones, generando a su vez una fuerza opuesta a la dirección del movimiento, que es la que finalmente logra detener ambos cuerpos. Esta fuerza es la que se conoce como fricción.

Los vehículos entonces generan esta fuerza entre los discos y las pastillas de freno, generando el proceso que te explicamos antes, logrando detener en cuestión de unos pocos minutos, las llantas del auto.

Claro que en este proceso influye mucho el estado en el que se encuentren las pastillas y cada una de las piezas que intervienen en el frenado del vehículo. Si estas llegasen a presentar una falla o desperfecto, la fricción que se genera no será la correcta y es cuando se presenta el frenado largo que muchas veces sentimos al manejar un vehículo.

¿Cuáles son los tipos de pastillas de freno?

Tal como cada una de las piezas que posee un automóvil, las pastillas de freno cuentan con diferentes tipos que, a pesar de cumplir con la misma función, están fabricadas con diferentes materiales que pueden brindar ciertos beneficios a diferentes tipos de vehículos.

Algunos de los tipos de pastillas de freno que puedes encontrar en el mercado son los siguientes:

  • Cerámicas: Este tipo de pastillas están compuestas por cerámica y fibra de cobre, lo que permite que las pastillas de este tipo controlen la tendencia del freno a perder potencia a temperaturas más altas y se recuperen de manera más rápida luego de detener el vehículo o móvil del disco.
  • Orgánicas: Están compuestas por materiales comunes como maderas y algunos con el grafito, resinas, fibras. estas son de una inmejorable calidad y adherencia al frenar, generan menos calor que las metálicas y este tipo de pastillas necesita un rodaje en los primeros kilómetros
  • Semimetálicas o metálicas: Están compuestas por materiales de fricción como el hierro, la fricción en condiciones de seco y mojado no varían demasiado, por lo que tiene mejor frenada en condiciones de mojado que los otros tipos de pastilla. La duración es muy elevada, llegando a alcanzar los 15 000 kilómetros. El calor desprendido es mucho mayor que los otros tipos.

Estos son los principales tipos que se pueden identificar en el proceso de frenado de un vehículo, sin embargo, en años anteriores también existían tipos de pastillas de freno que eran fabricados a partir del material de asbesto.

Las pastillas de frenos de asbesto se usaban sobre todo en los autos antiguos, pero fueron descontinuadas debido a que la constante exposición e inhalación del polvo causado por el asbesto, conduce a una enfermedad llamada asbestosis, que aún no tiene cura.

¿Cómo saber si las pastillas de freno están fallando?

A diferencia de otras piezas que intervienen en el proceso de frenado de un vehículo, las pastillas de freno no suelen presentar daños que puedan inhabilitarlas para su uso. Sin embargo, debido a su constante fricción con los discos de freno, sí son propensas a desgastarse y perder agilidad.

Por esta razón, es importante someterlas a mantenimiento constante, para que, en caso de que se desgasten, poder cambiarlas inmediatamente antes de que puedan causar un accidente grave.

Algunos de los datos que debes tomar en cuenta al momento de revisar el buen estado de las pastillas de freno son los siguientes:

  • Comprueba el grosor de las pastillas de freno: El grosor de las pastillas de freno en buen estado suele ser de aproximadamente uno 2mm. Si las llegases a verificar y el grosor es menor al indicado, entonces es tiempo de que las cambies para que puedas frenar tu vehículo sin problemas.
  • Verifica el testigo luminoso en el cuadro de mandos: En algunos vehículos el cuadro de mandos posee un testigo luminoso el cual te avisa si las pastillas de freno se encuentran en mal estado. Este mando es de suma importancia ya que se activa únicamente cuando presionas el pedal del freno. Si este se llega a encender, entonces debes someter a revisión el sistema de frenos para identificar bien cuál es el problema. Si se trata del mal estado de las pastillas, entonces debes reemplazarlas lo antes posible.

Si sigues ambos consejos, podrás estar al tanto del estado de las pastillas de freno que posee el sistema de frenado de tu vehículo, para que así sepas el momento en que debes cambiarlo para evitar inconvenientes mayores.

Recuerda también que no está de más someter constantemente tu vehículo a revisión de un técnico profesional, sobre todo cuando tu vehículo ya tienen más de 30.000 km recorridos, ya que es ahí cuando las pastillas pueden empezar a deteriorarse.

1 comentario en «¿Qué es y cómo funcionan las pastillas de frenos?»

Los comentarios están cerrados.