¿Qué es y cómo funciona una fotocopiadora?

Seguramente alguna vez has tenido que sacar una fotocopia de un documento importante, ya sea para guardar un recuerdo de una carta o para realizar algún tipo de trámite, pero ¿te has preguntado cómo funciona una fotocopiadora y cómo es que es capaz de duplicar un documento?

fotocopiadora

Si no sabes cómo funciona una fotocopiadora y desde cuando empezamos a disfrutar de estos importantes equipos, en este artículo te dejamos una gran cantidad de información que te puede ser útil para conocer un poco más estos aparatos de imprenta.

Así que, si quieres conocer las partes de una fotocopiadora, sus tipos y todo lo que rodea a este importante artefacto, atento a la información que te dejamos a continuación.

¿Qué es una fotocopiadora?

Todos hemos visto alguna vez una fotocopiadora en nuestras vidas, se trata de un equipo electrónico que, a través de un proceso que implica los principios del fenómeno de la fotoconductividad, es capaz de duplicar un documento o una hoja de papel, las veces que quieras.

Es decir, con la fotocopiadora podrás imprimir nuevamente un documento que tengas en físico, sin la necesidad de transcribirlo en una computadora, simplemente deberás introducir la hoja en el equipo, indicar el número de copias que deseas y listo, la máquina empezará a imprimir los duplicados de tu documento.

¿Cuál es el origen de las fotocopiadoras?

En los días previos a la creación de la fotocopiadora, las copias duplicadas de un documento generalmente se realizaban en la fuente, ya sea utilizando papel carbón o máquinas duplicadoras manuales. La gente estaba contenta con cómo funcionaban las cosas, y nadie pensó realmente que pudiera existir una fotocopiadora.

Sin embargo, Chester Carlson, el hombre que inventó la fotocopiadora, tenía diferentes planes para el mundo. En el año 1938, luego de realizar diferentes experimentos de fotoconductividad con su propia cocina, solicitó la patente de la que sería el primer diseño de una fotocopiadora en la historia.

Posteriormente, Chester se acercó a numerosas empresas, incluidas General Electric e IBM, todas las cuales lo rechazaron, citando que desde ya había algunos métodos disponibles para hacer copias duplicadas de documentos, nadie estaría interesado en comprar una fotocopiadora.

Después de algún tiempo, un vendedor de papel fotográfico con sede en Nueva York obtuvo una licencia para producir y comercializar una fotocopiadora; posteriormente, en 1949, se lanzó la primera fotocopiadora xerográfica llamada Modelo A.

¿Cuáles son las partes de una fotocopiadora?

Para lograr el proceso de fotocopiado de un documento, estas máquinas poseen una serie de piezas ensambladas entre sí que, con la intervención de la energía eléctrica y la luz, logran duplicar cualquier documento que se introduzca en ellas.

Las partes de la fotocopiadora son las siguientes:

  • Superficie de cristal: En un vidrio transparente, sobre el que se apoya el papel a fotocopiar.
  • Fuente luminosa: Emite la luz que recibe luego el cilindro fotorreceptor.
  • Cilindro fotorreceptor: Recibe la luz y se energiza eléctricamente las partes oscuras, atrayendo el tóner
  • Tóner: Es la tinta seca, que una vez atraída por el cilindro será plasmada en una hoja.
  • Unidad de fusión: Encargada de fundir el tóner en el papel para producir la copia del documento.

Cada una de estas partes trabajan en conjunto para poder darte como resultado la copia del documento que introduzcas en la máquina, sin tener que esperar mucho tiempo para obtenerlo.

¿Cómo funcionan las fotocopiadoras?

Una fotocopiadora funciona según dos principios fundamentales: el hecho de que se atraen cargas opuestas y la tendencia de ciertos materiales a volverse más conductores de electricidad después de absorber radiación electromagnética, como los rayos ultravioletas, infrarrojos, luz visible, etc.

El proceso en el que se basa el funcionamiento de una fotocopiadora es el de la xerografía, que fue inventado por el mismo Chester Carlson. Para entenderlo mejor, a continuación te explicamos cómo funciona la fotocopiadora en 5 simples pasos:

  1. Proceso de carga: En primer lugar, la superficie del tambor cilíndrico se carga electrostáticamente por medio de un voltaje de aproximadamente unos 15 kV. Este tambor posee una capa de un material fotoconductor, el cual se encarga de conducir la luz de la lámpara del equipo.
  2. Exposición: Al entrar en funcionamiento la fotocopiadora, una lámpara brillante ilumina el documento, haciendo que las áreas en blanco de este reflejen la luz sobre la superficie del tambor fotoconductor, mientras que las áreas negras, correspondientes al texto del documento, quedan sin reflejarse en el tambor.
  3. Revelado: En este paso entra en funcionamiento el tóner, que es una sustancia cargada positivamente que se le introduce a la fotocopiadora. A través de la atracción electrostática, el tóner se fija únicamente sobre las áreas negras del tambor, por lo que remarca el texto que había quedado sin reflejar.
  4. Transferencia: Una carga negativa es aplicada sobre el papel nuevamente, logrando que la imagen del texto se transfiera del tambor al papel.
  5. Fusión: Por último, el tóner se funde y se fija al papel por medio del calor y los rodillos de presión, dando como resultado una copia exacta del documento que hayas introducido en el equipo.

Así de sencillo es el funcionamiento de una fotocopiadora, además, todo este proceso se realiza en cuestión de unos pocos segundos, por lo que te permite poder sacar una gran cantidad de copias de un mismo documento, sin tener que esperar demasiado tiempo.

 ¿Cuáles son los tipos de fotocopiadoras?

Si quieres adquirir una fotocopiadora para duplicar todo tipo de documentos, es importante que sepas que existen dos tipos diferentes de fotocopiadoras que, a pesar de contar con mecanismo distintos, ofrecen los mismos resultados de duplicado de hojas.

Uno de estos tipos es precisamente el que te describimos en párrafos anteriores, es decir, el de las fotocopiadoras xerográficas. En este tipo de fotocopiadoras el proceso es tal cual como te lo explicamos, basándose en el proceso de xerografía de Chester Carlson.

Por otro lado, además de las xerográficas, también están las fotocopiadoras electrostáticas, que funcionan de una forma un poco diferente, ya que en este caso el papel es cargado de manera eléctrica y el tóner se adhiere a las partes cargadas del documento, dando como resultado una copia de este.

¿Cómo se usan las fotocopiadoras?

Una de las más grandes ventajas de las fotocopiadoras es que, a pesar de que se trata de dispositivos altamente elaborados y que cuentan con una variedad de piezas en su interior, son equipos sumamente fáciles de utilizar, por lo que no es necesario ser un experto para usarlas.

Al principio lo único que debes hacer es introducir el papel en la superficie de cristal que posee la máquina de manera que el texto quede hacia abajo, cuidando que este completamente derecho y alineado con el borde, para que así evites que la copia salga incompleta o cortada.

Una vez que lo introduces, lo único que debes hacer es marcar el número de copias que deseas en el teclado del equipo, para luego presionar el botón de iniciar. Asegúrate de que la máquina esté cargada con suficiente papel para la reproducción de la cantidad de copias que quieras.

Al iniciar, la fotocopiadora empezará el proceso de fotocopiado que te describimos antes y, en cuestión de unos pocos minutos, podrás obtener el número de copias que quieras.

¿Cuánto cuesta una fotocopiadora?

Esta es quizá, una de las desventajas que poseen las fotocopiadoras, y es que son máquinas que pueden resultar un poco costosas, en comparación por ejemplo con las impresoras caseras. Claro que, tomando en cuenta los resultados profesionales que brindan, pueden ser una buena inversión.

Generalmente, el precio de las fotocopiadoras depende mucho de la marca y el modelo que se quiera adquirir, recordemos que en el mercado se pueden conseguir desde los más pequeños y prácticos, hasta los modelos más grandes y elaborados.

Tomando en cuenta sus características, una fotocopiadora casera y práctica puede encontrarse a un precio que ronda entre los 300 y 500 dólares, sin embargo, si lo que se quiere es un equipo profesional, que suelen ser un poco más grandes y pesados, debes estar preparado para pagar ente 1000 a 4000 dólares.

¿Cómo comprar la mejor fotocopiadora?

Como te mencionamos antes, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de fotocopiadoras de diferentes modelos y precios, por lo que, si quieres comprar la mejor fotocopiadora, debes tomar en cuenta las características y marcas de los equipos que tienes a tu disposición.

Algunas de las marcas de fotocopiadoras más famosas del mercado son la Samsung, Brother, Lexmark y Ricoh. Estas marcas han fabricado fotocopiadoras de los mejores modelos desde hace años, por lo que cuentan con una amplia experiencia en el mercado.

Sea cual sea la marca que elijas, asegúrate de que cumpla con el proceso que te describimos en este artículo y toma en cuenta el espacio con el que cuentas para la misma, si no es demasiado, decídete por los modelos más pequeños y compactos.

¿Es lo mismo una fotocopiadora que una impresora?

Muchas personas suelen confundir las funciones de las fotocopiadoras y de las impresoras, debido a que ambas cuentan con funciones un poco similares, sin embargo, son equipos completamente diferentes.

La principal diferencia entre ambas máquinas es que con la fotocopiadora puedes llegar a fotocopiar una gran cantidad de documentos de una forma mucho más rápida, por lo que resultan ideal para guías de estudio, libros, etc.

Por otro lado, a pesar de que algunas impresoras cuentan con la función de sacar fotocopias, estos equipos suelen ser para impresiones en cantidad más baja, por lo que la velocidad es mucho más lenta en comparación con las fotocopiadoras.

Así que, si no sabes por cuál máquina decidirte, simplemente ten en cuenta la cantidad de fotocopias que quieras emitir. Si son en cantidad masiva, una fotocopiadora es, sin duda, el artefacto que te conviene comprar.

1 comentario en «¿Qué es y cómo funciona una fotocopiadora?»

  1. Pingback: namo333

Los comentarios están cerrados.