Cómo funciona un estetoscopio y para qué se utiliza

Desde su creación, a principios del siglo XIX, se convirtió en un instrumento de uso fundamental en la medicina, no solo por doctores sino también por otros profesionales de la salud. La razón es que el estetoscopio representan un medio ideal para auscultar pacientes como parte de una durante un chequeo físico de rutina. Por eso, en este post se ahonda sobre cómo funciona un estetoscopio, sus partes y evolución.

estetoscopio

Como ha ocurrido con muchos otros artefactos, este invento francés ha evolucionado a través del tiempo y hoy en día cuenta con versiones digitales. No obstante, la manera en cómo funciona es bastante sencilla, pero a la vez altamente eficaz para que el personal médico pueda escuchar diversos sonidos del cuerpo. Así cambió para siempre la forma en la cual se realizaba anteriormente este proceso en los consultorios de todo el mundo.

¿Qué es un estetoscopio?

El estetoscopio constituye en la actualidad un instrumento esencial en la medicina, razón por la cual se percibe incluso como parte de la indumentaria de los médicos. Se trata de una poderosa herramienta que permite al personal médico potenciar y escuchar los sonidos que se producen en el interior del cuerpo humano. Este simple hecho ayuda a realizar correctamente diagnósticos  a los pacientes.

En el lenguaje técnico, se conoce como auscultación al proceso de escuchar los sonidos que se generan en el cuerpo. Su práctica resulta común y cotidiana en múltiples especialidades, entre las cuales se encuentra la fonoaudiología, fisioterapia, odontología, enfermería, e incluso dentro del campo de la veterinaria. Por lo general, se busca auscultar el corazón y los pulmones.

¿Cómo funciona un estetoscopio?

Para utilizar un estetoscopio, los especialistas colocan las olivas, una especie de auriculares alargados, en sus orejas para luego ubicar el extremo contrario sobre el cuerpo del paciente. Los sonidos que se producen internamente hacen vibrar la membrana o la campana, según sea el caso, y viajan a través de los tubos elaborados en polivinilo. Posteriormente, el ruido llega hasta las olivas y en consecuencia a los oídos del especialista.

Finalmente, el personal médico interpreta el ruido de acuerdo con la frecuencia que presente. De esta manera se reduce el contacto físico entre los galenos y las persona que está siendo objeto de evaluación médica. Este fue precisamente el motivo que impulsó la invención de este artefacto hace más de 200 años.

¿Para qué sirve un estetoscopio en la medicina?

Por lo general, el estetoscopio tiene una longitud promedio de alrededor de 70 cm. Esta es una de las características más común de todos los modelos que existen, algunos de los cuales tienen usos específicos. No obstante, el más utilizado es el Littmann tradicional. El estetoscopio sirve para hacer chequeos y diagnósticos, que varían según la parte del cuerpo en donde se coloque el equipo. Algunas de las condiciones que permite detectar son:

  • A nivel abdominal: durante un examen abdominal se busca escuchar los ruidos que se producen en consecuencia de los movimientos naturales de los intestinos, así como los denominados soplos vasculares.
  • A nivel cardíaco: su objetivo es evaluar la presión arterial y percibir soplos en el corazón.
  • A nivel periférico: los especialistas pueden captar sonidos arteriales tanto en el cuello como en los miembros, los cuales podrían dar un indicio de la existencia de algún tipo de obstrucción.
  • A nivel pulmonar: permiten detectar la presencia de sibilancias en la respiración, así como la aparición de roncus y crepitancias, entre otros.

Los diferentes materiales y diseños de esta herramienta de uso médico son factores que influyen principalmente en la calidad del sonido, pero no en su uso.

¿Quién inventó el estetoscopio?

Hay una historia muy particular tras la invención del dispositivo denominado fonendoscopio. La bibliografía que existe al respecto relata que se debió a la timidez de su creador, quien sentía vergüenza de colocar su oído sobre el pecho de los pacientes. Así fue como el francés René Théophile Hyacinthe Laënnec inventó el estetoscopio en el año 1816. En esa fecha tuvo la tarea de examinar a la esposa de Alejandro Gaudissant y el pudor de ambos se hizo presente.

La dama, quien estaba afectada del corazón, se mostró incómoda por la cercanía del médico a su tórax en presencia de su esposo e incluso la madre de la paciente. Tal suceso despertó el ingenio de Laënnec cuando anotaba en un cuaderno los datos de la paciente. Recordó en ese momento que los sólidos materiales transmiten mejor los sonidos. Así que tomó la libreta de notas, la enrolló a modo de tubo y pudo escuchar mejor la respiración de la mujer.

Más tarde ese mismo día, se creó el primer estetoscopio, cuando Laënnec mandó a construir en madera un artefacto con dos extremos de forma cónica. No obstante, hay otras versiones que, aunque también señalan al parisino como el autor de este invento, indican que ocurrió en condiciones diferentes

¿Cuáles son las principales partes de un estetoscopio?

Los estetoscopios tradicionales están compuestos de cinco componentes que hacen posible su funcionamiento. A continuación se listan en orden alfabético cuáles son las partes de un estetoscopio y se explica para qué sirve cada una de ellas.

  • Arco de metal: se trata de una estructura metálica hueca que conecta a las olivas con una sección del tubo. Gracias a su material cuentan con gran resistencia y durabilidad. Además le permiten al usuario llevar este dispositivo con mayor comodidad.
  • Campana: esta es la parte del estetoscopio que el médico pone en contacto con el paciente a quien desea evaluar. Su forma cóncava y el material metálico en el que está elaborada hace posible que se transmitan los sonidos del cuerpo del paciente a través del artefacto y llegue a los oídos del especialista.
  • Membrana: Es el material templado que recubre la superficie exterior de la campana. Vibra con los sonidos que emite el cuerpo de la persona que se está examinando y envía esas ondas sonoras a través de las otras partes del estetoscopio.
  • Olivas: Se ubican en el extremo opuesto a la campana y están elaboradas de plástico o de una goma no demasiado rígida. El especialista las ubica en sus canales auditivos, donde cumple la función de una especie de audífonos.
  • Tubo: su longitud es variable, los más cortos pueden medir 30 centímetros de largo, mientras que otros alcanzan una extensión de 70 cm. Está conectado por un extremo a la campana del estetoscopio y por el otro lado a los arcos metálicos. Por regla general, se fabrican de polivinilo. Este material no solamente lo hace resistente sino que además aísla los sonidos externos.

Otras versiones de este dispositivo de diagnóstico, como el estetoscopio electrónico pueden incluir otros componentes y necesitar elementos adicionales, como baterías.

Un dispositivo de nueva generación

Como parte de la evolución del fonendoscopio, como suele ocurrir con muchos otros dispositivos, surgió un modelo que busca mayor precisión en el diagnóstico: el estetoscopio electrónico. Su tecnología le permite incrementar el volumen para percibir también sonidos más débiles. Entre sus otras características destacan las siguientes:

  • Permite conectar el equipo a una bocina o altavoz para proyectar mejor el sonido y que puedan escucharlo varios especialistas a la misma vez.
  • El estetoscopio digital puede enviar datos a un smartphone o tablet mediante una conexión wifi y así mostrar en pantalla un gráfico del sonido.
  • Gracias a una app que incorpora, es posible grabar y enviar la auscultación a otro especialista para su consideración.

Por otra parte, mediante la utilización de esta nueva generación de estetoscopios, el médico puede dejar un registro de la auscultación y almacenarlo en la historia del paciente. ASí puede consultarse y compararse en un futuro en caso de que sea necesario.

¿Qué es el doppler y para que se utiliza?

Otro tipo de instrumento de esta gama lo constituye el estetoscopio doppler. Este equipo se utiliza principalmente en mujeres embarazadas. Mediante su utilización se captan ondas sonoras y tanto el personal médico como a la madre pueden escuchar los latidos del corazón del bebé. Al estudio que se realiza con este equipo se le denomina ecografía doppler o, más comúnmente eco fetal.

La práctica de esta evaluación es de carácter rutinario en la especialidad de obstetricia. Gracias a este dispositivo, los médicos pueden diagnosticar tempranamente una gran variedad de condiciones relacionadas al flujo sanguíneo. Entre ellas se encuentran los aneurismas o ensanchamiento de las arterias, oclusiones (o bloqueos) arteriales, coágulos sanguíneos, etc.

Las 10 curiosidades que quizá no sabías sobre el estetoscopio

Al igual que el mundo de la medicina, la historia y evolución del estetoscopio reúne muchas curiosidades e información interesante  Los siguientes son 10 datos que quizá no sabías acerca de la creación de este artefacto, su inventor y otros detalles sorprendentes:

  1. Fonendoscopio es el otro nombre que recibe esta herramienta de amplio uso en la medicina.
  2. El médico francés René Théophile Hyacinthe Laënnec no solamente inventó el también contribuyó a la medicina haciendo una detallada explicación de cómo funciona el estetoscopio para diagnosticar múltiples condiciones.
  3. “De l’auscultation médiate ou Traité du Diagnostic des Maladies des Poumon et du Coeur” es el nombre de la obra, publicada en 1819, en la que Laënnec dio a conocer su invento.
  4. En 2014, el argentino especialista en medicina interna y en el área de diagnóstico por imágenes Mario Mc Loughlin y su hijo Santiago crearon un nuevo estetoscopio doppler, el cual dieron a conocer durante el Concurso Nacional de Innovaciones.
  5. El tamaño de la campana del estetoscopio varía en función de si el equipo es de uso neonatal, pediátrico o si está diseñado para su uso en pacientes adultos.
  6. Algunos autores han realizado compilaciones sobre la evolución de la auscultación en obras como «Historia de la auscultación y percusión», la cual se encuentra disponible en internet.
  7. El nombre del estetoscopio proviene de dos palabras de raíz griega “stéthos” y ”scopium”, que significan “pecho” y “examinar”, respectivamente.
  8. Durante los años 1822 y 1826, el parisino René Théophile Hyacinthe Laënnec ejerció el cargo de profesor de medicina en el Colegio de Francia.
  9. A pesar de sus grandes aportes a la medicina, la vida del médico francés René Laënnec no fue particularmente larga. El galeno murió a la edad de 45 años a causa de tuberculosis.
  10.  El 17 de febrero de 2017, Google conmemoró el nacimiento de René Laënnec con un “doodle”, que compartió en su página de inicio.